Cirugía laparoscópica

Cirugía laparoscópica

_

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica que se practica a través de pequeñas incisiones por las que se introduce una cámara de video que permite al equipo médico ver el campo quirúrgico dentro del paciente y trabajar en el mismo.

 

Estas técnicas se llaman también mini-invasivas o de mínima invasión, ya que evitan los grandes cortes de bisturí requeridos por la cirugía abierta o convencional y posibilitan, por lo tanto, un periodo post-operatorio mucho más rápido y confortable.

 

La cirugía se realiza gracias a una video-cámara que se introduce en el cuerpo a través de una incisión. Esta cámara de pequeñísimo tamaño cuenta con una fuente de luz fría que ilumina el campo quirúrgico dentro del organismo.

 

El equipo laparoscópico en el quirófano cuenta con monitores de alta resolución donde el cirujano y su equipo pueden ver las imágenes producidas por la video-cámara en un tamaño mayor.

Intervenciones

Como hemos dicho todas las operaciones en la cavidad abdominal pueden ser efectuadas por laparoscopia, pero indudablemente esto no quiere decir que se deban hacer por laparoscopia. Dentro de la cirugía del aparato digestivo, para la colecistectomía (extirpación de la vesícula) y para la corrección del reflujo gastroesofagico esta unánimemente admitido que el tratamiento laparoscópico es superior a la cirugía convencional, y por tanto estas operaciones deben ser realizadas bajo este procedimiento.

 

En la actualidad, junto a éstas dos indicaciones claras de cirugía laparoscópica, existen otras como la cirugía del colon , bazo, suprarrenales, hernias inguinales y abdominales, estómago y de otras técnicas urológicas y ginecológicas que se van imponiendo cada vez más. Del mismo modo se tratan numerosos procesos de urgencias, como apendicitis, colecistitis, hernias estranguladas, úlceras duodenales perforadas, etc.